Todo puede salir bien

Dave Grhol en acción en el Quilmes Rock (foto original, gentileza Quilmes)

No quiero exagerar pero la llegada de la tormenta sobre la cancha de River me hizo acordar a la secuencia final de Los Cazadores del Arca Perdida, cuando los nazis abren el cofre con la tabla de la Alianza hecha polvito y nace del cielo el torbellino horrible que daría entrada a los ángeles de la muerte. Algo así. Sigue leyendo

Anuncios

Perra y Agosto

En la revista Rolling Stone de abril salió publicada una muy buena entrevista a Germán Daffunchio, realizada en su casa de la localidad cordobesa de Nono por Juan Morris. Habla un poco de Luca, poco y nada del Pelado Sokol y mucho de su propia historia, de su presente personal, de Las Pelotas. Pero hay una perla que quería compartir con los lectores de La pierna. Sigue leyendo

Roger en otro mundo

Roger Waters, el inglés: sí, el de Pink Floyd. Ese mismo. El que se viste de negro con el detalle de las zapatillas blancas y llena nueve estadios de River Plate sin despeinarse.

Es imaginable que buena parte de los lectores de este blog sepan que Roger Waters fue el mentor de la obra conceptual “The Wall”. Y que la compuso en pocos meses, a fines de 1969, mientras mantenía su eterna lucha de egos con su compañero de banda David Gilmour; mientras se separaba de su mujer, que lo había engañado; mientras Gilmour, el productor y el ingeniero de sonido de la grabación también se estaban separando de sus respectivas mujeres; mientras la compañía discográfica lo apuraba; mientras estaba pudriéndose del rock, del público, de las groupies; mientras el mundo estaba cruzado y repartido entre totalitarismos, militarismos, guerras abiertas, guerras frías, revueltas Sigue leyendo

Tester de Spinetta

No vamos a venir a descubrir ahora que la muerte es el mejor agente de prensa. Salvada la no-pretensión, vamos al grano. Cada vez que se muere un personaje público y, por lo menos, de relativo éxito, arranca el festival de elogios, loas, reconocimientos. Como en un funeral de héroe griego, los sobrevivientes del difunto compiten en su honor pero sólo con las armas de la pluma y la palabra, muchos movidos por el dolor, otros tantos movidos por el propio ego y la posibilidad de meter un testimonio en algún medio aprovechando la gran demanda inmediata tras la muerte. Sigue leyendo

La policía también puede hacerlo

Esperé un rato para que me atendieran. Entre tanto, escuchaba una conversación del otro lado de la puerta: una mujer policía le contaba a un compañero los pormenores del caso de la maestra jardinera asesinada por sicarios enviados por su marido. No terminé de oír la historia porque el oficial de guardia me hizo pasar a su oficina para tomarme la denuncia. Para este relato, el caso que me llevó hasta la comisaría ofrece un detalle necesario, por eso le dedico el espacio mínimo indispensable. Va:

Tres hombres armados entraron a mi casa con toda la familia adentro sucediéndose gritos de terror de mi hija, situaciones de amenaza de muerte, acompañamiento a piso superior con cañón en mi nuca con el objeto de que entregue todo el dinero, pedido de socorro a viva voz por parte de mi suegra siendo apuntada con un arma de fuego y huida final de los malhechores con 200 pesos y un ticket de asiento numerado en platea preferenciasl baja San Martín para el show de Roger Waters del 7 de marzo en el estadio de River. Sigue leyendo

Mi perra, la paz y el amor

Hoy me entregaron en casa el número de enero de la Rolling Stone. Como todos los meses, la arrojaron por encima del portón y, como todos los meses, la que primero llegó a la revista fue mi perra, Fiona. En esta ocasión tuvo tiempo como para sacarla del sobre plástico y masticarla un buen rato. No sé si esta especial saña tuvo que ver con la tapa de la revista. Yo nunca le comenté nada acerca de mi opinión sobre algunos personajes de la escena reggae nacional. Fiona es una perra muy intuitiva.

Saluden al pelado!

Era una mierda total. Era un tipo pelado. ¿Sería un nazi? Cantaba en inglés. ¿Era imperialista? Era una mierda total: un pelado cantando en inglés poco después de Malvinas. Horrible. No entres a la escuela porque San Martín te espera. La bandera planchadita. Los viejos, vinagres. Las rubias, taradas. Un horror para mi profesora de historia. ¿Pero qué le pasaba a este tipo con San Martín? Ni siquiera era anarquista. ¿Era anarco-algo? Uf. La primera vez que escuché una de sus canciones fue de la boca de un amigo, que cantaba Banderitas y globos. Sentí miedo, solo la letra me hizo sentir algo que, a la distancia, puedo entender como miedo. Sigue leyendo